Qué ver en Mallorca

Qué ver en Mallorca

agosto 26, 2021 Desactivado Por Pedro

Pero hay mucho más que ver en Formentor. En Mallorca hay unos cuantos buenos miradores, como el de Formentor o el del Castillo de Bellver. Aquí se puede aprovechar para comer, y caminar hasta el mirador de Santa Catalina desde donde se obtiene una espectacular vista panorámica. Qué ver en Palma de Mallorca.

Qué ver en Palma de Mallorca. Después, diríjase al Cabo de Formentor. Qué ver en Palma de Mallorca. Este es uno de mis lugares favoritos de Mallorca.

Es la joya de la corona de las calas de Mallorca y, por supuesto, un lugar imprescindible en la isla de Mallorca. Es gratuito y cuenta con cerámicas de Picaso y obras de Miró. Si estás planeando una ruta por Mallorca, puedes ver las distancias, y decidir cómo combinar los diferentes lugares a visitar. Puedes ver al RCD Mallorca en el estadio de Son Moix (Palma de Mallorca), actualmente llamado Visit Mallorca Estadi por motivos de patrocinio.

Te aconsejamos que empieces por visitar el museo de la estación de tren. Puede darse un baño y admirar las vistas. Su playa está considerada como una de las más bonitas de Mallorca. La Calobra es un pequeño lugar aislado, pero es uno de los lugares más visitados de Mallorca.

Desde allí, camine hasta la plaza del pueblo, con su imponente iglesia, y edificios interesantes como el ayuntamiento o el banco de Sóller. A la vuelta, deténgase en uno de sus miradores, o incluso báñese en las aguas cristalinas de Cala Figuera. Para los que prefieren las excursiones organizadas, la excursión de Sóller y Calobra combina autobús, tren, tranvía y barco, lo que la convierte en una de las mejores excursiones en Mallorca que puede realizar. Comenzamos nuestra lista de los mejores lugares para visitar en Mallorca con Formentor.

Y por último, disfruta de la playa de Formentor, y entenderás por qué Formentor está en todas las listas de lugares que ver en Mallorca. Es pequeño, pero hay muchas cosas que hacer, lugares que visitar y mucho (muchísimo) que ver en Mallorca. El Torrente de Pareis es otro de esos lugares mágicos de la mayor de las Islas Baleares, que sabes que está ahí porque lo has visto en multitud de guías (como ésta), pero que cuando lo ves en persona, te embarga la emoción porque es mucho más bonito de lo esperado. Coronada por un faro, Formentor es una visita obligada si te gusta la naturaleza, los grandes acantilados y los excelentes miradores en los que hacerte fotos (o selfies).

Esta última es una de las rutas de senderismo más populares de Mallorca, y puedes combinarla con una comida en el restaurante Es Verger, donde ofrecen comida 100% mallorquina, con platos como el cochinillo o el cordero al horno de leña. El valle de Sóller es uno de los más bellos de Mallorca. Le hablaremos de los restaurantes más populares, los pueblos del interior, las mejores calas, dónde encontrar un hotel en Mallorca e incluso dónde ver el fútbol (RCD Mallorca). La historia de Mallorca está salpicada de ataques piratas y otras batallas, por lo que abundan las fortalezas en la isla, con castillos tan llamativos como el de Bellver, junto a la ciudad de Palma de Mallorca, o éste de Capdepera, una fortaleza mucho más robusta y con tintes más bélicos.

Nuestra recomendación de los expertos locales en Mallorca si busca algo diferente que ver en Valldemossa es conducir hasta el Port de Valldemossa. Comience con una parada en el mirador del Colomer, desde donde se tiene una hermosa vista. A continuación, puede recorrer la calle Luna, una de las más interesantes del pueblo, y llegar al museo modernista de Can Prunera. En su desembocadura, rodeada de altos muros, hay una pequeña y hermosa playa de guijarros.

La verdad es que todo lo que sé sobre la isla se puede encontrar en este artículo y en otros que he escrito sobre Mallorca. Una vez que haya visitado Soller, tome el tranvía que le llevará en un hermoso viaje al Puerto de Soller. Para los amantes de los coches y de las carreteras singulares, este tramo de 12,4 kilómetros es un auténtico festival de curvas cerradas, horquillas e incluso una curva de 360º que baila entre las estribaciones de las montañas hasta llegar al mar en el pequeño pueblo de Sa Calobra. Aquí es donde el torrente de Pareis, una maravilla de la naturaleza, desemboca en el mar.

La carretera es estrecha y sinuosa, pero te recompensa con uno de los lugares más “salvajes” de Mallorca. Si quiere ver gran parte del interior de la isla, e incluso cómo aterrizan los aviones en el aeropuerto, el Santuari de Cura es el mirador para ello. La ciudad romana de Pollentia es el principal yacimiento romano de las Islas Baleares y, por supuesto, una visita imprescindible que hacer y ver en Mallorca. Justo en el extremo norte de la isla, se encuentra esta península que parece sacada de Nueva Zelanda.

qué ver en alcudia mallorca

La iglesia, de estilo neogótico, alberga también en su interior un pequeño museo parroquial en el que se pueden ver diversos objetos antiguos, pinturas y obras de arte de gran valor histórico. La ciudad de Alcudia conserva gran parte de sus murallas medievales, así como los restos de su muralla renacentista. Caminando despacio por el casco antiguo de Alcudia, pasearemos por sus estrechas calles empedradas disfrutando de los numerosos monumentos repartidos por la ciudad, sus numerosas casas señoriales, sus magníficas murallas y las imponentes puertas de acceso a la ciudad, sin duda un lugar mágico con mucho encanto que no deja indiferente a nadie. Podemos subir a las murallas muy bien conservadas y recorrer el camino costero por encima de ellas durante un tramo de 1,5 km.

La ciudad de Alcúdia destaca principalmente, además de por sus playas, por su centro histórico amurallado. En Alcudia puedes encontrar numerosos restos romanos de la antigua ciudad romana de Pollentia, una ciudad perfectamente planificada de la que se conservan los restos del antiguo anfiteatro con algunas tumbas, así como el antiguo foro y algunas zonas residenciales. Esperamos que te guste 🙂 Otra visita obligada en Alcudia es la iglesia de Sant Jaume. Hay más de 20 playas, entre ellas la Playa del Muro y la Playa de Alcudia, dos playas muy extensas, paradisíacas, pero a la vez bastante concurridas en verano.

Además de la playa, cuenta con un agradable paseo marítimo para dar agradables paseos durante el día o la noche. Es la zona húmeda más grande e importante de las Islas Baleares, con una superficie de más de 1.600 hectáreas. Otra de las 6 mejores cosas que ver en Alcúdia durante sus vacaciones es el conocido parque natural de S’Albufera, declarado como tal en 1988. El templo, de estilo neogótico, alberga también un pequeño museo parroquial, donde se pueden ver diversos objetos antiguos, pinturas y obras de arte de gran valor histórico. Otra de las 6 mejores cosas que ver en Alcúdia durante tus vacaciones es el conocido parque natural de S’Albufera, declarado como tal en 1988, que incluye la Playa de Alcudia, la Playa de S’Illot, la Playa de Sant Joan, la Playa de Sant Pere y la Playa de Muro.

Entre ellas destacan la Iglesia de Sant Jaume, las propias murallas (con diferentes “portas” que debemos visitar), el Ayuntamiento de Alcúdia, los restaurantes y, sin duda, las hermosas casas señoriales que terminan de decorar el bello paisaje. El templo actual, sin embargo, fue construido a finales del siglo XIX en estilo neogótico tras el derrumbe del techo de la iglesia original. Descubra nuestra selección de los lugares imprescindibles de Alcudia y empiece a hacer un hueco en su agenda porque querrá visitarla. A lo largo de los años, se añadieron nuevas líneas a las murallas, así como baluartes a las antiguas.

Estratégicamente situada en el noreste de la isla, Alcudia es la antigua capital de Mallorca, una vibrante ciudad costera de origen romano que invita a pasear y perderse por sus estrechas calles llenas de historia y cultura. Por último, no podemos olvidar el increíble Museo de Sa Bassa Blanca, de la Fundación Yannick y Ben Jakober (creada en 199. La iglesia de estilo neogótico alberga también un pequeño museo parroquial en su interior, donde se pueden ver diversos objetos antiguos, pinturas y obras de arte de gran valor histórico. Por último, no podemos olvidar el increíble Museo de Sa Bassa Blanca, de la Fundación Yannick y Ben Jakober (creado en 199.Alcudia es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca, sus playas paradisíacas, su gastronomía y su gran patrimonio cultural e histórico atraen cada año a miles de turistas de todo el mundo. Además, en Alcúdia se puede encontrar una gran oferta gastronómica, con numerosos restaurantes, así como tiendas y comercios.

La ciudad fue fundada tras la conquista de la isla por el cónsul Quinto Cecilio Metelo en el año 123 a.C. Esta es una de las 26 torres de vigilancia que se pueden ver durante el recorrido de la Muralla Medieval de Alcúdia. Hay diferentes itinerarios que se pueden hacer, y en cada uno de ellos verás un tipo de naturaleza diferente. Es famosa por sus playas mediterráneas, como las bulliciosas playas de Alcúdia y Muro, en la amplia bahía de Alcúdia.

Esta capilla barroca alberga la imagen del Sant Crist, una talla del siglo XV muy venerada por los habitantes de Alcúdia, ya que se le atribuye un milagro ocurrido en 1507. La iglesia, de estilo neogótico, alberga también en su interior un pequeño museo parroquial, en el que se pueden ver diversos objetos antiguos, pinturas y obras de arte de gran valor histórico. Esta capilla barroca alberga la imagen del Sant Crist, una talla del siglo XV muy venerada por los habitantes de Alcúdia ya que se le atribuye un milagro ocurrido en 1507. El casco antiguo es una de las cosas imprescindibles que ver en Alcúdia en vacaciones, pero si viene en julio, aproveche para descubrir su historia a través de una visita teatralizada. También debe visitar la playa de Alcúdia, la más conocida y de más fácil acceso, junto al puerto de Alcúdia. Y debe saber que los martes y domingos hay un mercado tradicional que ocupa gran parte del casco antiguo.

La zona más turística es el Puerto de Alcudia (Port d’Alcúdia), el mayor puerto comercial de Mallorca, que sirve de punto de conexión de la isla con Menorca en ferry. La ciudad está rodeada de murallas medievales construidas en los siglos XIII y XIV. Es una playa idílica, bonita, relajante y llena de actividades y todos los servicios necesarios, pero si no te conformas con una sola playa, echa un vistazo a nuestro post sobre las 4 mejores playas y calas de Alcúdia. Cuenta con un larguísimo arenal de siete kilómetros de longitud, considerado el más grande de las Islas Baleares.

Otro aspecto muy destacable de la playa de Alcúdia es la poca profundidad de sus aguas, que nos permite adentrarnos en el agua varios metros sin que el agua nos llegue a las rodillas. Tras sus murallas y puertas, el centro histórico esconde un interesante conjunto de monumentos y encantadoras calles empedradas. Es un lugar muy pintoresco, rodeado en su totalidad por antiguas murallas medievales, con calles empedradas que nos conducen por un magnífico recorrido para descubrir los lugares y monumentos más emblemáticos de Alcúdia. Es una de las más turísticas, pero sigue teniendo una preciosa playa de arena blanca y unas increíbles aguas turquesas.

La iglesia está prácticamente pegada a las murallas y fue concebida originalmente como una fortificación. Después de muchos paseos por sus calles, hemos querido compartir una lista de lo que consideramos que es lo que hay que ver en Alcudia. La iglesia de Sant Jaume, de estilo neogótico, está construida sobre las murallas medievales del municipio, que han sido restauradas. En el Puerto de Alcudia también se puede disfrutar de una amplia gama de actividades, restaurantes y tiendas.

Mallorca es una isla de mercados locales y artesanales, y Alcúdia tiene uno de los mejores y más populares. Un lugar lleno de encanto, totalmente integrado en la naturaleza, con grandes jardines escultóricos y, por supuesto, sede de innumerables obras de arte. En este post te contamos qué atractivos visitar si te alojas en esta preciosa localidad y te hacemos una selección de alquileres vacacionales en Alcudia, tanto en el centro de la ciudad como en la playa. Estas murallas rodean el casco antiguo, una zona bien conservada, con calles estrechas y edificios con siglos de antigüedad.

También merece la pena visitar la antigua puerta de entrada a la ciudad, llamada “Moll (muelle) porque era la puerta que daba al puerto de Alc udia hacia el mar. Aproveche para pasear por las calles empedradas del centro y admirar algunas de las casas señoriales. Allí podrá disfrutar de un enorme parque natural protegido, con una increíble naturaleza y biodiversidad. Un detalle curioso es la plaza de toros de Alcudia que se encuentra dentro del Baluarte de San Fernando perteneciente a la muralla renacentista.

Alcudia conserva gran parte de su perímetro amurallado en el que se distinguen dos líneas de murallas, una medieval y otra renacentista, la primera mucho mejor conservada. Es un lugar mágico en el que se funden arte y naturaleza, y que es, ineludiblemente, una de las 6 mejores cosas que ver en Alcúdia en vacaciones, y también en todas las Islas Baleares.

qué ver en mallorca con niños

A pesar de no tener hijos todavía, este post de Mallorca con niños me ha venido genial, porque explicas muy bien las diferentes rutas para hacer variadas. Tienen programas en Semana Santa y verano para niños y tienen instalaciones para pasarlo genial, pista de futbito, rocódromo, rutas en bicicleta y mucho más. Uno de los mejores planes en Mallorca con niños, ideal para contemplar, conocer y disfrutar del paisaje de la zona oeste de la isla es un viaje en el histórico Ferrocarril de Sóller. Situado en Manacor, el pueblo famoso por sus perlas naturales en la costa este de Mallorca.

A esto hay que añadir que tienes la posibilidad de recorrer los últimos 100 metros del lago en pequeñas embarcaciones, algo que descartamos ya que los 500 guiris que nos acompañaban en nuestro grupo se abalanzaron contra el embarcadero y convencimos a los niños de que montaríamos la barca otro día. En la playa de Calvià, Katmandu Park es el parque acuático más completo de Mallorca, con multitud de atracciones con obstáculos para escalar, cine 4D, toboganes, juegos de vaqueros y robots mutantes. Por último, no hace falta ni mencionar las playas y calas más importantes y bonitas de Mallorca. Una vez en el parque podemos elegir varias rutas, dependiendo de la edad de los niños podemos hacerla más larga o más corta, en cualquiera de ellas tenemos la oportunidad de acceder a los puntos de observación de aves, son una especie de cabañas con ventanas estrechas donde muchos fotógrafos o amantes de la ornitología se sientan a observar o hacer fotos.

A estas alturas del viaje somos conscientes de que es imposible ver todo lo que teníamos programado de la isla, ya que hemos dejado toda la zona Norte (Alcunia, Pollença y Cap Formentor), Valdemossa con Deyá y el Sur de la Isla. Antes de iniciar la aventura nos aseguramos de dónde comer una vez que lleguemos a Sa Calobra, así que hacemos una reserva en el restaurante Sa Calobra recomendado de nuevo por nuestra amiga Rosana. Fui a Mallorca cuando era joven y no pude ver las cosas en detalle, así que nos animamos a volver en familia. Sin embargo, también hay otras épocas del año en las que es posible disfrutar de Mallorca en familia sin tantos turistas.

Situada en la céntrica calle Set Cantons nº3 de Palma de Mallorca, ofrece una completa tienda con todo tipo de libros, accesorios, artículos de decoración y ropa para niños y bebés. Mallorca con niños es una auténtica delicia, nosotros fuimos cuando nuestra hija tenía unos meses y es uno de esos lugares que tenemos en la agenda para repetir. La mejor opción es perderse por sus calles y descubrir palacios y edificios modernistas hasta llegar al puerto y ver la Sierra de Tramontana como telón de fondo.

qué ver en mallorca en invierno

El senderismo es uno de ellos y en Mallorca hay cientos de rutas para todos los caminantes, con diferentes niveles de dificultad. Además, los precios para reservar vuelos y hoteles son mucho más baratos que en verano, y la isla está menos concurrida. Sin embargo, como hay momentos en los que uno también se cansa de la arena y el mar, otra de las razones para haber elegido tres veces Mallorca como destino de vacaciones es que, en apenas 80 kilómetros de un extremo a otro de la isla, hay un montón de visitas que no implican ir a la playa. Una de las razones para visitar Baleares en invierno es poder pasear por Dalt Vila, la antigua ciudad amurallada de Ibiza enmarcada por imponentes murallas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, y el senderismo es una de ellas, y en Mallorca hay cientos de rutas para todos los caminantes, con diferentes niveles de dificultad.

Una de las razones para visitar las Baleares en invierno es poder pasear tranquilamente por Dalt Vila, la antigua ciudad amurallada de Ibiza enmarcada por imponentes murallas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.Cerca de las estaciones de autobús y tren, en el borde del casco antiguo, el Som Ars Magna Bleisure Hotel es una base estupenda para explorar Mallorca. La puesta de sol se puede ver desde el acantilado, desde la propia cala o desde la hermosa Torre del Pirata, uno de los lugares más bellos de Ibiza. Si ha tenido suerte y ha conseguido tener parte del jueves libre para coger su vuelo a Mallorca, nuestra recomendación es que aproveche la noche de ese día para tener un primer contacto con la ciudad. La mayoría de las 60 bodegas de Mallorca organizan visitas guiadas y catas en las que los protagonistas son los cerca de 300 tipos de vino de la isla.

Travel me Softly pretende remover algo dentro de ti para que no pospongas ni un minuto más tus ganas de viajar por el mundo. Por su espectacular ubicación, la Catedral de Palma de Mallorca es la principal protagonista del skyline de la ciudad. La Sierra de Tramontana, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, está a un paso de Palma de Mallorca, y sin embargo permanece inexplorada por las masas. Aunque en invierno no hay las mismas colas que en verano, se puede comprar una entrada sin colas.

Doce cosas que hacer en Mallorca en invierno La isla más grande de España, Mallorca, es un destino popular conocido en todo el mundo por su capital, Palma, y sus numerosas playas. Le invitamos a visitar Binissalem y Santa María, ambas a poca distancia de la capital de la isla, Palma de Mallorca, y dos de los principales centros de producción de vino. A partir de febrero se reabrirá el Museo Diocesano, cuya visita también está incluida en la entrada. Al final de la carretera se encuentra el Faro de Formentor, una torre de 56 metros de altura desde la que es posible ver la isla vecina de Menorca en días claros.

Apenas reconozco la Mallorca que George Sand retrató en Un invierno en Mallorca, porque encuentro que, aunque puede haber algún mes duro, el tiempo es generalmente suave. Es más, si vas a Mallorca en invierno (o en primavera y otoño), tienes que quedarte allí mismo. Si quieres saber qué hacer en Mallorca en invierno, estás en el lugar adecuado, ya que te traemos algunas buenas ideas para aprovechar al máximo tu estancia en las Baleares. Algunas fiestas de invierno nos remiten a las más arraigadas tradiciones isleñas, a los foguerons, torradas o barbacoas, a los dimonis y correfocs.

En invierno necesitará ropa de abrigo, ya que sobre todo por la noche hace frío y las temperaturas bajan. Aunque el calendario festivo de Mallorca ofrece eventos durante todo el año, dos de las principales fiestas de Mallorca tienen lugar cada año en enero. Después de haber vivido varios inviernos en Mallorca, he comprobado que la isla tiene incluso algunas ventajas sobre la temporada alta. Aunque cada pueblo mallorquín tiene su propio programa festivo, el acto más tradicional suele ser la bendición de los animales de granja y domésticos por parte de un sacerdote.

Desde los grandes productores del centro de la isla hasta los pequeños proyectos de los pequeños empresarios de pueblos como Banyalbufar, la oferta es inmensa.

qué ver en mallorca en dos días

Nuestras 10 recomendaciones para pasar el verano al sol Cala Mondrago fue una de las primeras calas que conocí en la isla y hasta hace poco era mi favorita. Tiene puerto deportivo, zona comercial y todos los servicios de un lugar pensado para los amantes de las playas de arena más tradicionales y masivas. Quién iba a imaginar que en las profundidades de esta isla emergen verdaderas catedrales subterráneas dignas del mejor escultor. Mallorca es una isla muy tranquila en temporada baja y en temporada alta se convierte en una pequeña Ibiza.

Y es un plan Qué hacer en Mallorca reservado a los más aventureros y amantes del senderismo. Descubre un itinerario de dos días en Mallorca, una de las islas más conocidas de España, muy popular entre los turistas. Por ello, vamos a conocerla a través de este itinerario de 2 días en Mallorca que te vamos a presentar en este post. Cosas que hacer en Mallorca, ya sea disfrutar de las playas en cada rincón de la isla, visitar los monumentos históricos, pasear por las tiendas o divertirse durante la noche.

La Catedral de Mallorca y la lonja me maravillaron desde mi época de estudiante de arte y lo volvieron a hacer cuando las vi en directo. En el GR 221 podrá descubrir los paisajes de piedra seca de la Serra de Tramuntana. Paseos por las calles de Palma de Mallorca, excursiones en barco por el Mediterráneo hasta Formentera o divertidas fiestas en alta mar. Todo el que va a España tiene que conocer Mallorca, sobre todo si va a Barcelona, que es de donde salen la mayoría de los vuelos a las islas.

Visitaremos Palma de Mallorca en dos días a 10 kilómetros de Sóller, entre la Punta de Son Beltran y sa Pedrissa. Nos subiremos a las motos de agua asignadas por el guía y nos adentraremos en el mar en dirección a Formentos, donde, por el camino, y si tenemos suerte, podremos ver a los delfines nadando a nuestro lado. Es adictivo buscar cada día el mejor lugar para disfrutar de la puesta de sol y en Mallorca no te faltarán sitios. Este trío de playas vírgenes se encuentra en el norte de Mallorca, muy cerca de la localidad de Artá.

No dejes de consultar nuestro artículo sobre el seguro de viaje para Europa con todo lo que necesitas saber sobre él, cuáles son los mejores seguros y consejos para contratar un buen seguro a buen precio y ahorrar mucho. Muy buen artículo, está claro que Mallorca ofrece una gran variedad de actividades totalmente diferentes. Muchos dejan pasar la oportunidad de hacer el famoso tour de misterios y leyendas en Palma de Mallorca, pero en realidad es una actividad que merece la pena por todo lo que vamos a poder descubrir. Durante el recorrido, déjese sorprender por la majestuosidad del Palacio Real de la Almudaina, que es uno de los lugares más emblemáticos de la isla.

Sus 550 kilómetros de costa, sus impresionantes lugares por descubrir y la variedad de actividades que se pueden realizar harán que sus vacaciones sean fantásticas. Este recorrido nos permitirá conocer todo lo relacionado con Medina Mayurca, una parte de la historia local ligada a la civilización árabe que dominó la isla hasta la llegada de los cristianos en el siglo XII. En ellas se pueden apreciar los ornamentos, pero también su historia y leyendas, que iremos conociendo poco a poco en este recorrido. A nivel gastronómico Mallorca no tiene nada que envidiar a ningún otro lugar de España y es una maravilla ver la cantidad de platos que reúnen carne, pescado, verduras, pastas dulces y saladas y frutas.

Bailaremos hasta caer rendidos en la cubierta del barco, compartiremos con nuestros compañeros de viaje mientras disfrutamos del paisaje que nos regala el Mediterráneo. Hoy en Travel Learning viajamos a las Islas Baleares con dos viajeros, ellos son Julio y Laura de Girando el Globo. Salimos del templo de Medina Mayurca y vamos directos al Convento de Santa Clara, donde la historia de la resurrección de una mujer podría erizarnos la piel. Aprovechemos el momento para descubrir por qué se la conoce también como la Catedral de la Luz, la Catedral del Mar o la Catedral del Espacio.

Todo esto y más se puede disfrutar durante un viaje exprés a esta región que también destaca por sus calas, sus playas, sus gentes, su legado histórico y su valor cultural. Dos de las más bellas y características que siempre se pueden ver son el Casal Solleric, en el número 27 del Paseo del Borne, y Can Vivot, en el número 4 de la calle Can Savellà. Junto con Menorca, Ibiza y Formentera, forma parte de la comunidad autónoma de las Islas Baleares y desde hace años ha dejado de ser la Isla de la Calma para convertirse en uno de los destinos turísticos más importantes de España. La mayor de las islas Baleares puede presumir no sólo de playas de increíbles tonos turquesas, sino también de montañas y valles exuberantes, acantilados salvajes, hermosos pueblos con encanto e increíbles carreteras panorámicas.

Sea cual sea su agenda, asegúrese de alquilar un coche en Mallorca, ya que la isla es muy grande y las playas están muy alejadas unas de otras, especialmente las más paradisíacas. El destino no es otro que el Cabo Formentor, otro de los lugares más emblemáticos que ver en Mallorca. Con una altura máxima de 1.436 metros, grandes zonas boscosas e impresionantes acantilados que se adentran en el mar Mediterráneo, es la zona montañosa más importante del archipiélago balear y está protegida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aprovecharemos el paseo para visitar alguna de las calas de Mallorca, darnos un buen baño o hacer algo de snorkel.

No podemos irnos de Mallorca sin disfrutar y degustar las especialidades más típicas de la isla, como la sobrasada, los pasteles dulces y salados o la ensaimada, icono de la repostería mallorquina.

qué ver en mallorca en un día

Construida entre 1420 y 1452 bajo la dirección del arquitecto Guillem Sagrera -arquitecto de monumentos tan importantes como el Castelo Nuovo de Nápoles-, la Lonja de Palma de Mallorca fue la precursora de otras quizá más famosas en la actualidad, como la de Valencia. También es ideal para moverse entre las islas del archipiélago. El acceso a ambas es bastante fácil. Obviamente, hay muchos más lugares que ver en Palma de Mallorca si se dispone de más tiempo, pero estos son los que consideramos más importantes si sólo se dispone de un día para visitar la ciudad. Erigido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II, el castillo de Bellver está rodeado de refrescantes pinares (puede optar por atravesarlos para llegar al castillo, o por llegar en coche al aparcamiento que hay junto a la entrada principal) y desde sus almenas puede ver el puerto, la catedral, la lonja, el palacio y, si mira hacia el interior, las estribaciones de la hermosa sierra de Tramontana, verdadera columna vertebral de la isla.

Palma aún conserva varios monumentos arquitectónicos de origen romano, como sus murallas, actualmente enterradas bajo el actual barrio de la Seu. Durante su excursión de un día a Palma de Mallorca, encontrará pocas cosas más relajantes que un agradable paseo por el paseo marítimo que recorre el puerto deportivo de Palma de Mallorca. La ensaimada es un pastel típico mallorquín que data del siglo XVII y se ha convertido en un símbolo de la isla. Además, se encuentra en una plaza muy bonita que te recomendamos visitar cuando pasees por el casco antiguo.

Correr, caminar o ir en bicicleta, o comer y tomar algo en uno de los muchos restaurantes, bares o discotecas es una de las cosas más importantes que hacer en Palma de Mallorca. La brisa del mar, los barcos de todo tipo, el sonido de los pájaros y el olor a pescado a la parrilla que sale de los bares y restaurantes. Tal vez ir a las playas, visitar los hermosos pueblos del norte o incluso ir a las Cuevas del Drach. El templo fue construido en el siglo X, aunque una de las cosas que más destaca es su campanario y fue construido mucho más tarde, en el siglo XIX.

Una de las mejores formas de llegar a la isla de Mallorca es a través de las líneas de ferry que operan desde varios puertos de la península. Para los amantes de la montaña, la Serra de Tramuntana es una buena excusa para ir a Mallorca y disfrutar de rutas con buen tiempo y un baño en la playa al final de las mismas. Coronando una colina de unos 110 metros de altura, se encuentra este original castillo circular, desde el que se tiene una de las mejores vistas panorámicas de Palma de Mallorca. Con el paso de los siglos, y ya en el año 903, fue conquistado por los árabes y todavía es posible visitar algunas de las obras que se hicieron en esa época como el Palacio Real de la Almudaina, los baños árabes y la ciudad árabe enterrada bajo la ciudad actual.

Desde la impresionante Catedral de Mallorca hasta el Castillo de Bellver, el Palacio de la Almudaina, sus restos romanos, las estrechas calles del barrio judío, los patios mallorquines, el paseo marítimo, las playas y mucho más. Fue mandado construir en el siglo XIV por el rey Jaime II de Mallorca y es uno de los pocos castillos de Europa de planta circular. Si pasar el día “dando vueltas” en la playa no es lo suyo, siempre puede elegir entre un montón de actividades junto al mar. Al estar en una posición algo elevada, desde la zona delantera de la catedral se puede disfrutar de unas estupendas vistas sobre el puerto de Mallorca y el resto de la costa.

Junto al Palacio se encuentran los Jardines de S’Hort del Rei, un rincón tranquilo donde rodearse de vegetación y descansar un momento. Es una zona en la que se pueden encontrar terrazas llenas de turistas y lugareños y bonitas calles por las que pasear. Mientras que para llegar a la playa de S’Amarador debemos caminar por un corto y sencillo camino que parte desde el mismo Mongragó. En Mallorca mi lugar favorito o mejor dicho uno de los lugares que me gusta mostrar cuando alguien viene de visita es el castillo gótico conocido como Castell de Bellver.

Las mejores cosas que hacer en Mallorca son una excursión en catamarán desde Palma de Mallorca, una excursión en catamarán en la bahía de Alcudia, una excursión en barco a Sa Calobra desde Sóller o una excursión en kayak en Cala Mayor e incluso alquilar una moto de agua en Alcudia. Otra de las admirables obras góticas que no puede perderse durante su viaje de un día a Palma de Mallorca es la Lonja.

Referencias: